www.elherbolariodeines.com
Contact us on 935621489 or informacion@elherbolariodeines.com

Como sobrevivir al invierno – parte I

Como sobrevivir al invierno – parte I
4 febrero, 2014 Yesika D. Valles (Naturópata)

equinacea

.

Cada año nos encontramos con nuestros viejos y poco apetecibles amigos: gripe, mocos, tos, fiebre… y como cada año tenemos en nuestras manos recuperarnos de sus efectos sin la toma de antibióticos.

Lo ideal siempre es una buena prevención, pero si estos indeseables amigos ya han picado a vuestra puerta, os damos unas ideas para invitarles elegantemente a salir de vuestra casa 🙂

La vitamina C (ácido ascórbico) es una vitamina hidrosoluble, es decir, es capaz de disolverse en el agua lo que implica que puede pasar al al agua en la cocción de los alimentos. Estas vitaminas hidrosolubles han de aportarse con frecuencia ya que, por norma general, no se acumulan en el organismo.

Es recomendable por tanto, aumentar los alimentos que contienen alto contenido en vitamina C, algunos ejemplos (entre paréntesis, mg por cada 100g de porción comestible):

acerola (1300mg), pimientos rojos (369mg) , perejil (172mg), brécol (113mg), coles de Bruselas (102mg), coliflor (78mg), espinacas (51mg), naranjas (50mg), limón (46mg), pomelo (38mg), espárragos (33mg), acelgas y cebollas(32mg), mandarina (31mg). ¿Sorprendidos?

Hay que tener especial cuidado en los procesos de cocción, pues la vitamina C es muy sensible al calor, la luz y el oxígeno del aire, con lo que según el procesado y la cocción los alimentos pueden perder su contenido en vit.C entre el 90-100%

Aunque tiene muchas más propiedades que la hacen imprescindible, por todos es conocido el beneficio de la vit. C de cara a las afecciones invernales, esta vitamina juega un papel importante en la aproximación natural al apoyo del sistema inmune. Ha demostrado poseer propiedades antivirales y antibacterianas, además de mejorar la resistencia del huésped, así que no olvides aumentar el consumo de alimentos ricos en ella, tomar un buen suplemento y no olvidarte de que tus hijos tomen suficiente.

La equinácea es quizás uno de los remedios naturales más conocidos y por ello uno de los más utilizados aunque no siempre con la misma eficacia. Numerosas casas comerciales se suman al carro de las equináceas, pero recordad que siempre ha de haber una calidad de la planta para garantizar sus principios activos y el remedio, en el formato que sea, ha de garantizar un contenido mínimo de estos principios activos. Por ello, no os dejéis llevar únicamente por la publicidad, muchas veces son jarabes que lo que más contienen son edulcorantes, sobre todo en el caso de los niños.

Aunque hay hasta 9 especies, las más conocidas conocidas y utilizadas son: Angustifolia, Purpurea y Pallida. Su composición en principios activos varía sensiblemente de una especie a otra y también según el modo de extracción

Como explica A. Vogel en su libro “El abecedario de A. Vogel para el invierno“, actualmente es reconocido el poder fortalecedor de la equinácea, en la resistencia a las infecciones de todo tipo como pueden ser la gripe y los resfriados. El extracto, a base de plantas frescas de equinácea,  sirve tanto para recuperarse más rápido de un resfriado como para prevenir la tendencia a resfriarse y las infecciones leves en general. Su acción antivírica es conocida y estudiada.

La equinácea fue el remedio número 1 para los resfriados y el síndrome gripal en los Estados Unidos hasta que fue desplazada por las sulfamidas. Actualmente, sigue siendo el remedio principal en Alemania.

Las recomendaciones habituales, son tratamientos que no superen las 8 semanas. Después se recomienda un periodo de descanso.

Otra opción es la oligoterapia. El cobre y el zinc son dos de los oligoelementos mas interesantes, ambos tienen muchas otras propiedades, pero hoy hablaremos de las que tienen relación con el sistema inmune.

El cobre es un agente antiinfeccioso esencial. Su carencia origina la disminución de los granulocitos (tipo de glóbulo blanco que incluye neutrófilos, eosinófilos y basófilos). Su causa principal es la quimioterapia antitumoral y el abuso de antibióticos. El cobre, estimula la autodefensa al favorecer la creación de anticuerpos por su acción sobre el sistema inmunitario y la corteza suprarrenal. Se considera como el elemento que le da al cuerpo la energía para defenderse, provocando su deficiencia una disminución general de la inmunidad.

Como comentamos, una asociación muy conveniente del cobre es el zinc, ya que por medio de la timulina (hormona sintetizada por el timo cuya función principal es la de favorecer la maduración de los linfocitos) ejerce una acción sobre las defensas inmunitarias.

Aunque dejamos pendientes mas “remedios”, hasta aquí nuestro post de hoy, os espero en el siguiente!

¿Dudas? informacion@elherbolariodeines.com

No olvides suscribirte a nuestro blog!  

http://www.elherbolariodeines.com/blog/

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*